Hacia las ESTRELLAS

Algunos planes de acción son de tan corta duración o tan simples, que una vez iniciados, con esa misma energía se realiza el movimiento para ejecutarlos. Cuando decidimos ir al cine o comprar una camisa, la energía para lograr el objetivo sale de la misma chispa de deseo que nos movilizó cuando lo decidimos. En cambio cuando, por ejemplo, queremos estudiar inglés, sentimos el deseo, buscamos los medios y luego, hemos de esforzarnos por meses o años. El plan de ir al cine, se sostiene casi por sí solo, porque deseo y satisfacción ocurren en pocas horas. En cambio estudiar inglés es un plan que necesita apoyo, ya que tendremos que asistir a muchas clases y dedicar muchas horas al estudio, de manera que existen muchas posibilidades de que flaquee nuestra intención.

    SUBIR
    http://miguiavocacional.com/wp/wp-includes/SimplePie/Content/Type